MUJER, PRISION, EXILIO

Mujer, Prision ExilioEl 8 de marzo de 2017, la oficina de Medicina Legal y la Universidad de la Sabana informaron que el feminicidio (el asesinato de una mujer “por su condición de ser mujer o por motivos de su identidad de género”, como lo define la ley 1761 de 2015), aumentó 22 por ciento, al pasar de 100 muertes en 2015 a 122 en 2016.
La corporación Sisma Mujer en su informe sobre Comportamiento de las violencias contra las mujeres durante 2016, actualizado el 25 de noviembre de 2017, reporta que, durante ese año, según casos documentados por la Policía Nacional (DIJIN) por lo menos una mujer fue agredida sexualmente cada 20,9 minutos. Igualmente, este informe reporta que entre los años 2008 y 2016 se registraron 1053 presuntos delitos sexuales contra mujeres en el marco del conflicto sociopolítico, en donde los miembros de las fuerzas armadas, de policía, policía judicial y servicios de inteligencia fueron los presuntos responsables en 34,66% (365) de los casos. Las bandas criminales (grupos neoparamilitares), el narcotráfico y los grupos delincuenciales serían responsables del 26.88 % con 283 casos bajo su responsabilidad, mientras que las guerrillas habrían cometido el 22.51% (237) de estos delitos.

En marzo de 2017 la delegada para los derechos de las mujeres y asuntos de género de la Defensoría del Pueblo, Diana Rodríguez afirmó que durante el año 2016 incluyendo los dos primeros meses de 2017, habrían sido asesinadas en Colombia 14 mujeres líderes sociales y defensoras de los derechos humanos. En el año de 2017 el asesinato de líderes y lideresas y defensores y defensoras de derechos humanos en Colombia ascendió a 165 casos frente 126 en el año 2016.

En este contexto de violencia contra las mujeres, la prisión de mujeres lideresas, activistas y defensoras de derechos humanos con base en montajes judiciales se ha repetido en varias ocasiones y no en pocas veces estas lideresas, amenazadas y perseguidas, tanto por las instituciones estatales como por organizaciones criminales han tenido que acudir al exilio como forma de garantizar su vida.

Con el propósito de dar a conocer la situación de las luchas de las mujeres en Colombia y denunciar los casos de montajes judiciales y persecución contra defensoras de los derechos de las mujeres, los cabildos transfronterizos por la paz en Colombia han invitado a Paola Andrea Salgado Piedrahita, abogada colombiana, defensora de derechos humanos y activista feminista colombiana para visitar suiza y algunas ciudades europeas durante el mes de mayo de 2018.

Paola Andrea Salgado Piedrahita Abogada con énfasis en derecho constitucional y experiencia en justicia de género y derechos de las mujeres, Estudió en la universidad Nacional de Colombia, donde fue activista por la educación pública, allí conoció la realidad del país, en la época más cruenta del conflicto armado, cuando se dieron las grandes masacres y los mayores desplazamientos forzados por parte de los grupos paramilitares; esto la motivó a vincularse con el movimiento de defensa de los derechos humanos y ahondar sobre la victimización de las mujeres en el marco del conflicto armado.

Ha trabajado por la defensa de los derechos humanos de las mujeres y las niñas en el país, especialmente en temas de violencia sexual y derechos sexuales y reproductivos. Ha llevado casos importantes en la lucha por el aborto legal en Colombia; y ha participado de importantes procesos regionales en América latina. Como abogada, coordinó durante los años 2013 y 2015 uno de los programas públicos más innovadores en materia de salud sexual y reproductiva, promovido desde la alcaldía de Bogotá.
En el año 2015, fue detenida junto a otras doce personas, en un espectacular operativo policial y mediático, acusadas de participar de actos terroristas en Bogotá; sin embargo, la causa judicial nunca pudo vincularse con estos hechos; casi tres meses después un juez determinó que las detenciones eran ilegales y por tanto fue puesta en libertad. El proceso continúa abierto sin ningún avance.

La causa armada con falsos testigos y pruebas ilegales, se dio como respuesta de los organismos de policía ante la exigencia de mayores resultados en materia de seguridad, en un contexto electoral en el país y de presión política al proceso de paz. Desde entonces, Paola vive en el exilio, antes los riesgos y amenazas que trajo la mediatización del caso. Desde allí, continúa con su labor como investigadora legal para avanzar en la lucha por los derechos humanos de las mujeres.

El conflicto social y político colombiano ha estado marcado en los últimos años por las negociaciones de paz con las guerrillas de las FARC que lograron un acuerdo de paz con el Gobierno Colombiano y las negociaciones con el Ejército de Liberación Nacional ELN, hasta ahora suspendidas por el Gobierno Colombiano. Igualmente, las elecciones para el congreso y la presidencia han dominado la agenda política nacional en los últimos meses.

Sin embargo, más allá de las pretensiones electorales, los movimientos y organizaciones sociales y muchos sectores de la intelectualidad como de los campos del arte y la cultura, vienen tratando de articular el clamor de la sociedad colombiana por la paz con memoria histórica y justicia social en formas de participación política. En ese sentido la comprensión del fenómeno de la violencia de género en el contexto del conflicto sociopolítico se plantea como un reto fundamental para la superación del conflicto armado y la construcción de una opción de paz para Colombia.

La invitación a Paola Salgado para que comparta sus aprendizajes como defensora de los derechos humanos de las mujeres y como activista criminalizada, perseguida y obligada al exilio, quiere abrir espacios de denuncia, formación y reflexión en la comunidad de colombianxs en situación de migración y exilio en Europa y en los circuitos solidarios europeos.

Anuncios
22 de marzo de 2018
Desde nuestro colectivo Cabildos Transfronterizos nos unimos a las voces de protesta y expresamos nuestra solidaridad con las familias y pueblos de nuestras compañeras y compañeros asesinados por el capitalismo patriarcal, racista, colonial y su institución más representativa la policía.
El asesinato de nuestra compañera Marielle Franco mujer negra, activista feminista, concejala de Rio de Janeiro, militante del PSOL (Partido Socialismo y Libertad), trabajadora en defensa de los derechos humanos de los habitantes de las favelas. Desde su curul denunció los excesos de las intervenciones del ejército en barrios pobres, trabajó por la descriminalización de la pobreza, y legisló por la regulación y expulsión de militares de las favelas. Al tiempo que impulsaba leyes para frenar el acoso sexual en el trasporte público. Su actividad política, activa, cercana, consecuente, ética, inclusiva, le costó la vida a los 38 años. Su vehículo fue impactado por sicarios que dispararon nueve veces, cuatro de los tiros impactaron en su cabeza, querían muerta a la mujer negra activista que les sacaba los colores.
También, nos queremos pronunciar frente a otro acontecimiento de racismo perpetuado en Madrid, España donde murió Mame Mbaye Ndiaye, un senegalés que pertenecía al sindicato de manteros de Madrid. A pesar de llevar 14 años en ese territorio y en varias ocasiones haber buscado la legalidad jurídica Mame fue victima de las humillaciones y persecuciones a la que nos somete la ley de extranjería quitándonos nuestra dignidad y derechos. Se dedicaba a la venta ambulante bajo la consigna de ¨sobrevivir no es un delito¨ pero la violencia estructural de este modelo donde la migración es vista como un fenómeno que perjudica los privilegios capitalistas, blancos y europeos tuvo que enfrentarse a la persecución que en muchos casos llevan a la muerte como este caso de la muerte de nuestro compañero.
Sus muertes afianzan nuestros compromisos con la lucha social contra el capitalismo patriarcal, racista y colonial. Ellos eran la imagen de las personas que sorteaban el peligro pero que sabían que era necesario remangarse y enfrentar este sistema obsoleto que no nos sirve y su voz repetía que el racismo, la exclusión, la pobreza no son condiciones naturales. Seguiremos luchando hasta que la dignidad y el amor se vuelvan costumbre.

Encuentro transfronterizo

Banner ET_Errekaleor

El conflicto social y político en Colombia, aunque una parte de la guerrilla se haya desmovilizado y otra este en negociaciones con el gobierno, sigue latente, cobrando cientos de vidas de líderes y lideresas del movimiento social. La organización social y política sigue siendo penalizada en el país y la defensa del territorio por parte de las comunidades frente al modelo extractivista y neoliberal de las clases dominantes aparece como el principal enemigo del Estado colombiano. La respuesta del Estado a esta supuesta amenaza es la represión policial, paramilitar, política y jurídica. En medio de esta situación de agresión social y política estatal que vive el país, la mesa de negociaciones entre el ELN y el Gobierno Nacional en Quito, intenta abrir un espacio de participación para la sociedad en el escenario político de la negociación política al conflicto armado. Nada resulta más paradójico: convocar a la participación en un sistema profundamente anti-democrático que asesina a lxs opositorxs políticos y la impunidad total.

Sin embargo, los procesos de participación que se han abierto en torno a la mesa de negociaciones de Quito, vienen generando y visibilizando, a pesar de la represión estatal, espacios de organización y empoderamiento de las comunidades. Es así que dese el exterior, personas en condición de exilio y migración vienen reflexionando sobre la forma de participar en esos procesos. La propuesta de Cabildos Transfronterizos surge como posibilidad para la organización y participación. Esta propuesta ha sido escuchada en los procesos de participación en torno a la mesa de negociaciones de Quito y ahora esta frente al reto de tomar una forma mas clara para su organización. Uno de los elementos para la participación, que desde cabildos se viene discutiendo, es la definición de Víctima como categoría política de participación, mediada por el reconocimiento jurídico que hacen mecanismos estatales de esta categoría misma. Desde Cabildos creemos que el concepto de víctima debe ser analizado mas a profundidad pues detrás de esta categoría se esconde una relación de poder y dominación. Igualmente no creemos que el dilema sea determinar una supuesta calidad humana superior de las personas exiliadas frente a las personas que han migrado por otras razones.

No es la (auto)victimización el vínculo determinante que nos identifica como comunidad en Europa, sino la condición de exclusión y los procesos de racialización a los que somos sometidxs por las legislaciones europeas. En ese sentido, un lazo fundante para nuestra reconstrucción como comunidad es la alianza con otras experiencias diaspóricas y de exilio, con quienes compartimos la condición de exclusión y racialización en la Europa blanca patriarcal y capitalista. Así pues no es la relación ni las alianzas con Organizaciones No Gubernamentales, partidos o instituciones europeas lo que nos va a ayudar a reconstruir nuestros lazos comunitarios, sino la alianza antiracista, antipatriarcal y anticapitalista la que nos ofrece la posibilidad de constituirnos como comunidad más allá de las fronteras nacionales.

Por otra parte la situación social y política que viven muchos países europeos, con restricciones cada vez mayores para las personas migrantes y refugiadas, ha hecho de la organización popular una necesidad para sobrevivir en Europa. La población colombiana en diáspora necesita articular un discurso y una práctica que ponga las particularidades de las personas en situación de migración y exilio en los discursos y los espacios de la negociación para la paz en Colombia, pero también que nos permita asumir en nuestra realidad cotidiana los retos políticos que demanda la vida como migrantes en Europa. Estos retos van mucho mas allá de la reivindicación del retorno. Se trata mas bien de construir una perspectiva de futuro a partir de reivindicar el derecho a la migración, libre de exclusiones racistas. El futuro de las comunidades emigradas y en
exilio, va mucho mas allá del horizonte del retorno.

Con el propósito de abordar estas discusiones y construir una perspectiva en común, llamamos a todas las personas que se sienten interpeladas por la propuesta de los Cabildos Transfronterizos a un encuentro de formación y discusión política, con el propósito de establecer líneas generales para la construcción comunitaria y la participación

Programa del encuentro en el documento PDF para descargar: Encuentro Transfronterizo

Saludo al acuerdo de cese al fuego bilateral y temporal entre el ELN y el Gobierno Nacional

Los Cabildos transfronterizos por la paz en Colombia saludan y celebran la firma del cese al fuego bilateral y temporal entre el Ejército de Liberación Nacional y el Gobierno Nacional de Colombia. Este acuerdo es un hecho importante en la perspectiva de disminuir la intensidad del conflicto armado que perdura en el país y abre las puertas para otras acciones que permitan desescalar el conflicto armado y asumir medidas para la democratización del país.

Igualmente creemos necesario que, como parte del cese al fuego bilateral y temporal, se suspendan las persecuciones jurídicas, mediáticas y políticas y la represión del ESMAD y otras fuerzas policiales contra las organizaciones y movimientos populares, y de igual manera que cesen los asesinatos de líderes y liderezas sociales. Así también se requiere que el Gobierno Nacional de Colombia en cabeza de Juan Manuel Santos reconozca la persistencia del paramilitarismo como un fenómeno estatal y que como tal, se comprometa decididamente a combatirlo, sobre todo abandonando la concepción de seguridad nacional y enemigo interno en la formación y operatividad de las Fuerzas Armadas como también en el desmonte de los mecanismos de impunidad, que hacen del paramilitarismo una práctica cotidiana al interior de las estructuras estatales.

De igual manera es necesario garantizar la participación de la sociedad en los debates para la construcción de un nuevo país. Por eso llamamos a la Mesa de Quito a implementar lo más pronto posible los mecanismos y estrategias para la participación de los movimientos y organizaciones sociales en los procesos de negociación y diseño de la paz con justicia social en Colombia.

Desde la migración y el exilio, los Cabildos Transfronterizos buscan aportar a la construcción de una paz completa y estable para Colombia. Estamos dispuestxs para asumir el reto de la participación aportando a la construcción de la paz completa y duradera desde nuestra realidad concreta: la migración y el exilo.

Lunes 4 de septiembre de 2017, desde la Migración y el Exilio en Europa

PDF

 

 

culmina con éxito el seminario de formación “Eduardo Umaña Mendoza” de los Cabildos Transfronterizos por la Paz en Colombia

 

Cerca de 20 personas venidas de Inglaterra, Catalunya, Euskal Herria, Suecia, Francia y Suiza, se encontraron del jueves 13 al domingo 16 de abril en Zürich, para compartir sus saberes. En este encuentro se definieron los primeros marcos de acción y organización de la propuesta de Cabildos Transfronterizos. Junto a temas como la participación política en los procesos de negociación de la Habana y de Quito, también se abordaron temas como la opresión del patriarcado, los procesos de organización de las mujeres, la historia del confllicto social y armado en Colombia, el colonialismo, el racismo y pedagogías comunitarias. Al final del evento lxs cabildantes decidieron también expresar su solidaridad con las luchas de liberación del pueblo kurdo y con la luchadora vasca Nekane Txapartegi, prisionera política en las cárceles suizas, amenazada de deportación.

seminario para dinamizadorxs

Banner Seminario Cabildos

La Propuesta de Cabildos Transfronterizos, ha surgido inicialmente de los entornos del Congreso de los Pueblos_Europa sin embargo, la propuesta ha generado simpatías e interés en otros sectores de las comunidades en Exilio y Migración, de tal forma que se hace necesario y urgente que esta propuesta gane su propia forma organizativa y su propia dinámica. Por esa razón estamos convocando un evento de formación política y de organización.

Convocatoria Seminario Cabildos PDF

Literartura recomendada:

Dispersar el Poder, Raul Zibechi. (1. Capítulo la comunidad como máquina social)

Libro-Metiendole-pueblo-a-la-Paz.pdf

Anibal Quijano. Colonialidad del Poder, Eurocentrismo y América Latina

la cumbre agraria se moviliza e instala sesión permanente en las instalaciones del Ministerio del Interior

COMUNICADO DE PRENSA:

#QueNoNosCuesteLaVida #ALaCumbreSeLeCumple

Debido a la falta de garantías en materia de DDHH, incumplimiento de los acuerdos y disposición para la negociación por parte del Gobierno Nacional, la Cumbre Agraria Campesina, Étnica y Popular vemos la necesidad de declararnos en sesión permanente en el Ministerio del Interior, desde hoy y de manera indefinida. Demandamos que el Ministro del Interior Juan Fernando Cristo en su calidad de coordinador de la Mesa; el Ministro Aurelio Irragorri como cabeza del gabinete de agricultura y desarrollo rural; El Ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas; Ministro de Minas y Energía y el Procurador General de la Nación Fernando Carrillo Flórez y el Fiscal General de la Nación Néstor Humberto Martínez; se hagan presentes en la sede del Ministerio del Interior (edificio Bancol Cra 8 No.12B-31) y atiendan nuestras razones y exigencias.

Hoy, 8 de marzo, en el Día Internacional de La Mujer, denunciamos el ataque a la vida, la integridad y seguridad a líderes y lideresas de las distintas organizaciones sociales, comunidades y a la Cumbre Agraria. Por esta razón exigimos al Estado colombiano detener los asesinatos sistemáticos a defensores y defensoras de DDHH en las comunidades campesinas, negras e indígenas, ya que en el año 2016 fueron perpetrados 120 asesinatos, y en lo que ha transcurrido del 2017, se han presentado 30 asesinatos, entre ellos a 6 mujeres.

Rechazamos los feminicidios a nuestras compañeras, madres, hermanas, abuelas, defensoras de derechos humanos y lideresas sociales que siguen siendo víctimas de actores armados, la persecución, estigmatización y señalamientos por parte del Estado y el paramilitarismo. Incluso hoy, en el marco de la implementación de los Acuerdos de Paz con las FARC-EP y el reciente inicio del proceso de negociación con el ELN.

Cabe recordar que desde el 2013 la Cumbre Agraria planteó al gobierno nacional, a través del pliego único “Mandatos para el Buen Vivir”, un conjunto de propuestas y una ruta de solución a las problemáticas que se presentan en el campo colombiano en materia de DDHH, economía propia, conflictos de tierras y territorios, garantías para la vida y la participación en la elaboración de las políticas públicas que conduzcan a mejorar las condiciones de permanencia en el campo, sin embargo, los avances han sido mínimos.

Esperamos que en esta oportunidad el Gobierno Nacional atienda nuestras exigencias.

http://www.cumbreagraria.org/

 

DESDE LA MIGRACION Y EXILIO ASUMIMOS EL RETO DE LA PARTICIPACION : POR UNA PAZ COMPLETA VAMOS POR MAS.

COMUNICADO EN PDF AQUI

Las Personas organizadas en el Congreso de los Pueblos_Capítulo Europa, desde nuestra condición de migración y exilio, saludamos con alegría el inicio de las negociaciones entre el Gobierno Colombiano y el Ejército de Liberación Nacional y nos sentimos convocadas en el llamado a la participación de la sociedad en la mesa de negociaciones.

Atendiendo el llamado de los 100 encuentros por la Paz, nos reunimos en una plataforma virtual el día domingo 5 de febrero para discutir la propuesta de Cabildos Transfronterizos por la Paz en Colombia, como una forma de participación de las comunidades colombianas en situación de migración y exilio en Europa. Después de esta reunión, hemos decidido continuar con el proceso colectivo de construcción de Cabildos Transfronterizos y así vincularnos a los procesos de participación en la Mesa de Quito.

Creemos que la participación de la sociedad en los procesos de diálogo debe tener carácter vinculante en las negociaciones, tanto para el Gobierno como para el ELN. No queremos una participación de eventos formales y espectáculos mediáticos. Queremos una participación activa de las diferentes comunidades y sus organizaciones, de los sindicatos y las organizaciones campesinas e indígenas, y por supuesto de la migración y el exilio.

La construcción de los Cabildos es un proceso que requiere tiempo, pues no vemos el Cabildo como un evento, si no como una forma organizativa que garantiza la continuidad del ejercicio democrático. Entendemos que las negociaciones en Quito tienen unos tiempos propios y que la participación, como forma de organización ciudadana, tiene otros tiempos. Esperamos que esos tiempos puedan sincronizarse en la Mesa de Quito sin afectar la esencia activa y vinculante que debe tener una participación real.

Estamos convencidxs que desde nuestra condición de migración y exilio podemos aportar a la construcción de un nuevo país. Muchxs colombianxs nos hemos mantenido activos en los lugares de destino, hemos apoyado los movimientos sociales y políticos en Colombia y hemos apoyado los procesos de negociación de la Habana. Igualmente creemos que desde nuestra condición particular tenemos exigencias a plantear y resolver en los procesos de negociación.

Finalmente nos reafirmamos en el apoyo al cumplimiento de los Acuerdos de la Habana, en la lucha por la defensa y el respeto de los derechos humanos en Colombia, en la solidaridad a las diferentes luchas sociales y políticas, como también a acompañar y apoyar el proceso de negociaciones en Quito.